Nos abandonaron dos genios, no sólo uno

    El 5 de octubre del año pasado (2011), como todos recordaréis, Steve Jobs dejó este mundo, abandonando a su suerte a la gran multinacional que él dirigía, Apple Inc. Este hecho fue ampliamente comentado en todos los países que, con gran tesón, lloraron su pérdida.
    Sólo unos días después, el 12 de octubre del 2011, muere en la clandestinidad alguien que de verdad merecería el sobrenombre de Héroe de la Programación, Dennis Ritchie. Mientras, la televisión y los demás medios de comunicación nos hablaban de Steve Jobs y de los ingresos que había conseguido Apple Inc.nadie se acordó de Dennis. Este hecho no me pasó desapercibido y he sentido la necesidad de mostrároslo para otorgar al creador de C el respeto que merece y además para invitaros a reflexionar acerca de el porqué de esta diferencia.
    Como posiblemente sepáis, Apple Inc. se ha consolidado como la empresa más valiosa del mundo. Esto deja claro que Steve era un gran vendedor, un verdadero empresario. Dennis creó el lenguaje de programación más famoso que ha existido y que ha permitido realizar todo tipo de aplicaciones y sistemas operativos. El sistema operativo que utilizan los Macintosh (ordenadores diseñados por Apple) ha sido escrito en C y otros lenguajes derivados de él (C++ y Objective-C). Cualquiera puede utilizar su lenguaje sin necesidad de pagar por él.
    Con esto no quiero desprestigiar el trabajo del señor Jobs, simplemente dar a conocer la obra de Dennis, destacar la influencia que ha tenido en el mundo de la informática y el haceros pensar acerca de esta deferencia de tratos que recibió cada uno después de su muerte.


    Os dejo aquí una imagen que he encontrado navegando esta mañana y que me ha obligado a dedicarle un post a estos dos héroes.



No hay comentarios :

Publicar un comentario